Experiencias de Integración

Gabriel Vegas. Jóven Venezolano.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Desde tiempos muy remotos los seres humanos hemos querido: volar. Si, poder extender los brazos y estar en las alturas, poder ver todo nuestro hogar desde los cielos. Yo también tuve ese sueño y pude cumplirlo.

Era muy temprano en Caracas cuando abordaba el avión, todo para mi era novedoso, jamás había volado. Me senté, tomé el desayuno y dormí un poco. A eso de las 8:30 me desperté, pero esta vez con un horizonte distinto, podía ver a través de la ventanilla un paisaje increíble de grandes montañas, extensas y llenas de nieve.Tenía frente a mí a la imponente cordillera andina. Que momento tan increíble, aquellas montañas que solo las había visto en películas o libros las tenia allí, tan cerca. El avión buscaba posición para descender y el asombro continuaba, veía agua pero el agua era distinta, como de  un color arcilloso, bueno imagínense eran las mismísimas aguas del océano pacifico, al cual estaba conociendo y detallando.

Es así como llegue a tierras incas. Sí, estaba en Lima, Perú. Una ciudad que me recibía con todo el esplendor de sus paisajes. Me sentía como un niño, feliz de estar conociendo, de estar viviendo a mi América Latina. De Perú pude conocer muy poco, estuve un día en Lima ya que solo haría escala y aún faltaba camino para mi destino.

Me despedí de las tierras incas, prometiéndome volver para conocer sus parajes. De nuevo a volar para esta vez para arribar en la madrugada. Lo oscuro de la noche no me dejo apreciar mucho y las ansias de conocer aumentaban. A las 3:00 de la mañana podía decir con orgullo que ya estaba oficialmente en tierras guaraníes. Asunción me recibió con algo de lluvia, camino al hotel veía con igual asombro todo a través de las ventanas del carro.

Durante los esplendidos 5 días que pase en Paraguay conocí a su gente, que es su gran valor. Al llegar me di cuenta del gran arraigo de este país sureño por sus raíces. Me comentaban mis nuevos amigos de Asunción que todos desde muy pequeños aprenden guaraní, lengua que comparte oficialidad con el español y perfectamente un niño o un adulto pueden comunicarse en los dos idiomas, convirtiéndolos así en un país orgullosamente bilingüe.

Jamás podré olvidar mi recorrido por las calles de la capital mundial de la amistad: Asunción, la cual conocí en su periodo de entrada al invierno. Tuve la oportunidad de vivirla en distintos espacios: el hotel santo domingo, el mercado del abasto, la terminal de ómnibus, el Centro comercial Mariscal López, el barrio santo domingo, el barrio obrero, la municipalidad de villa Elisa, la plaza infante Rivarola, el aeropuerto Silvio pettirossi y otros bonitos espacios de esta ciudad del sur de nuestra América. Tengo como compromiso propio el volver a Paraguay, ojala sea muy pronto para así contarles todo lo que tiene este hermoso país para ofrecer a nuestra región.

Comparte tú también tus experiencias de integración. Si viajaste a algún país Latinoamericano o tienes contacto con personas nacidas en la región, escribe tus experiencias de conexión. Nos encantaría transmitirla por radio en nuestro espacio “Llégate” en RNV Activa o si te llevas mejor con la escritura, podemos publicarlo por aquí en nuestro blog.

Anuncios

Acerca de Mirando al Sur

Serie Documental para televisión, realizada por Comunifilm Producciones.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s